Salud

Cientos de jóvenes mueren cada día durante el sueño por un raro síndrome

Aunque no se conoce una causa precisa, los médicos creen que la genética juega un papel importante

Melbourne, AT.- Un raro síndrome se está cobrando la vida de cientos de adultos jóvenes saludables en el estado de Victoria (Australia), según los servicios de salud locales.

Elizabeth Paratz, cardióloga e investigadora del Baker Heart and Diabetes Institute de Melbourne, le dijo a 7NEWS que las cifras se habían mantenido constantes a lo largo de los años.

«En nuestro registro, hay aproximadamente 750 casos por año de personas menores de 50 años en Victoria que repentinamente se les para el corazón», aseguró la doctora. «De estos, aproximadamente 100 jóvenes por año no encontrarán la causa, incluso después de extensas investigaciones, como una autopsia completa. Esto siempre ha sido algo realmente trágico y no hemos visto un gran cambio en los números en los últimos años».

Descubren una posible causa del síndrome de muerte súbita del lactante. Los científicos sugieren que niveles anormalmente bajos de una enzima llamada butirilcolinesterasa (BChE) podrían provocar el fallecimiento repentino del bebé mientras duerme

La responsable de estos repentinos y aparentemente inexplicables fallecimientos es una condición conocida como síndrome de muerte súbita del adulto o síndrome de muerte súbita arrítmica (Sads, por sus siglas en inglés). Y no ocurre solamente en Australia, pues se han registrado casos en otras regiones del mundo.

La muerte repentina se produce principalmente durante el sueño. Aunque no se conoce una causa definida real, los médicos forenses han tenido en cuenta varios factores, como la nutrición, la toxicología, las enfermedades cardíacas, el metabolismo y la genética, y han descubierto que aquellos de 18 años o más sufrían de una miocardiopatía hipertrófica, una afección en la que el músculo cardíaco se engrosa extrañamente sin ninguna causa obvia.

También se ha determinado que un alto porcentaje de los afectados experimentaron síntomas tempranos durante la semana previa al evento terminal, como dolor torácico, falta de aire y pérdida brusca de la conciencia.

Los expertos recomiendan que los individuos con parientes cercanos que hayan muerto a casa de este síndrome acudan al cardiólogo, pues se cree que el factor genético juega un papel importante. De hecho, según el Real Colegio Australiano de Médicos Generales, cualquier pariente de primer grado de una persona con un trastorno arritmogénico genético tiene un riesgo 50 % mayor de desarrollar la afección.

«Siempre ha sido algo que afecta a las personas en su vida sin previo aviso», lamentó Paratz, concluyendo que por esa razón «es una muy buena idea hacerse una prueba de detección» si hay antecedentes familiares.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: