Economía

No se soporta la crisis: EE.UU. no sancionará a los países que importen grano ruso

Así lo ha declarado el asesor adjunto del presidente estadounidense para la seguridad nacional, Jonathan Finer

Washington, AT.- Estados Unidos no impondrá sanciones contra las empresas y los países que importen cereales desde Rusia, según ha afirmado este miércoles el asesor adjunto del presidente estadounidense para la seguridad nacional, Jonathan Finer.

Hablando en el marco de un foro sobre la defensa y el futuro de EE.UU. y la UE, acogido por el centro de pensamiento Atlantic Council, el funcionario aseguró que la Casa Blanca está «buscando vías para ayudar a Ucrania a exportar más y, francamente, no estorbar las exportaciones de cereales rusos».

«Nuestras sanciones no cubren los productos alimenticios rusos, y estamos haciendo todo lo posible para dejarlo claro a los suministradores comerciales y a otros países que pueden importar grano ruso sin riesgo alguno de violar nuestras sanciones», enfatizó Finer por videoconferencia.

Embajador ruso en EE.UU.: «Culpar a Rusia por el supuesto deterioro de la seguridad alimentaria global es un intento de trasladar la responsabilidad». Anatoly Antónov opina que la situación en Ucrania no explica los acontecimientos económicos actuales

El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, escribió en su blog el sábado que las sanciones de la Unión Europea «no prohíben a Rusia exportar ningún producto agrícola, pagar por dichas exportaciones rusas o suministrar semillas, siempre que no estén implicadas personas o entidades sancionadas».

Según Borrell, los acontecimientos en Ucrania «amenazan con una ola de hambre mundial«. «Debemos permitir urgentemente que Ucrania exporte su grano a través del mar Negro», destacó.

Occidente acusa a Rusia de provocar una crisis alimentaria mundial por lanzar su operación militar en Ucrania, mientras Moscú ha declarado reiteradamente que no obstaculiza los intentos de sacar los cereales ucranianos. En particular, el embajador ruso en Estados Unidos, Anatoli Antónov, afirmó que el afán de Occidente de culpar a Rusia de deteriorar deliberadamente la seguridad alimentaria mundial es una acusación totalmente alejada de la realidad y un «intento de trasladar las responsabilidades».

«Rusia no está tratando de impedir las exportaciones de alimentos de Ucrania. Comprendemos muy bien la importancia de reanudar los suministros a los países necesitados. Pero la salida de los buques mercantes de los puertos del mar Negro se ve obstaculizada por las acciones de las autoridades de Kiev«, que se niegan a desminar sus puertos, indicó el embajador.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: