Cultura

EE.UU. se pelea con Google por la publicidad digital

En su alegato judicial, la Administración del presidente Joe Biden pide a la Justicia que el gigante tecnológico se vea obligado a vender partes de su negocio publicitario, que representa 80 % de sus ingresos

Washington, AT.- El Departamento de Justicia estadounidense demandó a Alphabet Inc., empresa matriz de Google, por presuntamente abusar de su dominio en el negocio de la publicidad digital. En la demanda antimonopólica, presentada este martes en un tribunal de distrito de EE.UU. en Alexandria, estado de Virginia, se acusa al gigante tecnológico de usar prácticas «anticompetitivas y excluyentes» para aplastar o disminuir ilícitamente cualquier amenaza importante a su influencia sobre la industria de la publicidad en línea.

En el alegato judicial, la Administración del presidente Joe Biden pide a la Justicia que se obligue a la empresa a vender parte de su negocio publicitario, el cual representa 80 % de sus ingresos.

Decenas de estados de EE.UU. demandan a Google por presuntas violaciones antimonopolio en su tienda de aplicaciones. Google expandió recientemente las tarifas en Play Store, apuntando particularmente a una serie de aplicaciones que anteriormente habían podido eludir las comisiones

«Google frustró toda competencia significativa y disuadió la innovación en la industria de la publicidad digital, obtuvo ganancias supracompetitivas para sí mismo e impidió que el libre mercado funcionara de manera justa para apoyar los intereses de los anunciantes y editores que hacen posible el poderoso Internet de hoy día», asevera el Departamento de Justicia.

Ocho estados (incluida California, donde se encuentra la sede principal de Google) se unieron a la demanda del Gobierno estadounidense. En esa línea, el fiscal general de California, Rob Bonta, manifestó que las prácticas del gigante tecnológico han «sofocado la creatividad en un espacio donde la innovación es crucial», según lo cita Reuters.

En 2020, la Administración del entonces presidente Donald Trump presentó una demanda similar contra Google, esa vez por su negocio de búsquedas en la Red. Allí se denunció que la compañía utilizó acuerdos de distribución exclusiva con proveedores de servicios inalámbricos y fabricantes de teléfonos para bloquear a la competencia.

Por su parte, Google niega que sus prácticas publicitarias perjudiquen a la competencia. «La demanda […] del Departamento de Justicia intenta elegir ganadores y perdedores en el altamente competitivo sector de la tecnología publicitaria», alegó la firma en un comunicado difundido este martes. Además, aseveró que el «defectuoso argumento» de esa institución «retrasaría la innovación, aumentaría las tarifas de publicidad y dificultaría el crecimiento de miles de pequeñas empresas y editores».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: