Opiniones

Teteo y mareo

Por Rafael Matos Feliz

Teteo: Cuyo uso se ha generalizado para referirse a una fiesta, baile o rumba que se desarrolla violando las normas impuestas para ruidos, horas, lugares y la seguridad ciudadana. Es esas fiestas lo que está en juego es pasarse de contento, llamar la atención; violando la seguridad, el descanso, la tranquilidad y el distanciamiento que puede garantizar la salud.

Mareo: Acción llevada a cabo por Un Mareador que consiste, entre otras cosas, en desaparecer y reaparecer periódicamente con la única intención aparente de llamar la atención para hacer una patraña o mentira. En el mareo lo que está en juego es la demagogia. Así deja a la gente en espera de algo que no hará o no llegará.

El 6 de febrero de este año, el Presidente Abinader entregó unos 650 títulos provisionales de los Asentamientos 613 y 614, Juan Francisco Acosta, del Polvorín de Aguacatico.

Los campesinos le señalaron al presidente que esos terrenos no estaban desmontados y no tenían sistema de riego. A seguidas, el Presidente se comprometió a ordenar la realización inmediata de todas las labores: desmonte, sistema de riego y todo lo necesario.

Se comprometió a apoyar la producción y que eso sería una prioridad. El Presidente les pidió que debían constituir una cooperativa para gerenciar el asentamiento. De acuerdo.

Los terrenos que corresponden a los asentados del Campamento El Polvorín, son unas 9,000 tareas de tierra y suman unos 228 campesinos del Campamento. Al poco tiempo se inició el desmonte y Claudio Caamaño y la gente del INDRHI prepararon los diseños, los planos y los sistemas de riego, para la zona. Muy bien todo hasta aquí.

Los campesinos estaban muy esperanzados, pues sería un proyecto modelo y el primero de la Región Enriquillo hecho por el Presidente Abinader. Pero resulta y viene a ser, que hoy (31/7/22) solo se han desmontado unas 2,000 tareas del área. No se sabe nada del sistema de riego, de las semillas y las acciones para producir. Yo aquí veo MAREO, MAREO y más MAREO.

Resulta y viene a ser también, que otros campesinos asentados, dada sus “necesidades”, los llevan a desesperarse y “dizque se ven obligados” a ceder, en arrendamiento fraudulento, las tierras al Consorcio Azucarero Central para sembrar caña; pagándoles 22 dólares/tarea por año, durante 15 años y reciben el pago en diciembre. Lo que cuenta con el apoyo del IAD y del CEA. Ahora se prioriza el latifundio cañero y la Presa de Monte Grande para sembrar caña. ¡QUE DESGRACIA!

Si Leonardo Faña, director del nuevo programa SIEMBRARD, tiene recursos y sus funciones son sembrar, ahí en el Campamento en el Polvorín hay tierras y campesinos dispuestos y esperanzados en hacer parir la tierra para dar garantía y soberanía alimentaria a nuestro país, pero también, ahí está empeñada y comprometida la palabra del propio Presidente Abinader en darle prioridad a la zona. Entonces, por qué todavía no hay respuesta para esos campesinos.

¡Ay! cuanto quisiera que estas autoridades me hagan quedar mal y como mentiroso y que luego la gente me caiga a cocotazos y se burlen de mí, por azaroso.

Estaré a la espera, pero veo, MAREO, MAREO, MAREO, mareo…….patraña, mentira, patraña, mentira, PATRAÑA, MENTIRA……..

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: