Opiniones

La verdad histórica de la deportación de Duarte, Sánchez, Mella y otros

Por Manuel Otilio Pérez Pérez

Tomás Bobadilla no habló mentira en su discurso ante los constituyentes de San Cristóbal
¿Cuál era la experiencia de Duarte? ¿en qué era experto?,
si desde 1834 a 1843 hizo carrera militar con la Dominación Haitiana, alcanzando el rango de Coronel de la Guardia Haitiana, Comandante de los Regimientos 31 y 32 que controlaban la Ciudad de Santo Domingo.

Subalterno del segundo Gobernador haitiano Carrie.

Subalterno del tercer Gobernador haitiano Desgrotte y del Presidente de la Junta Popular de Santo Domingo Alcius Pointhieux.

Con papeles haitianos se marchó en 1843.

El 27 de febrero de 1844, Tomás Bobadilla proclamó la Independencia de la República Dominicana. Así, surgió bajo el mando de la Junta Central Gubernativa presidida por Tomás Bobadilla, la nacionalidad dominicana, la cual obtuvo Juan Pablo Duarte luego de su retorno el 14-15 de marzo de 1844.

Cuando Duarte, Pina y Pérez fueron retornados ya había patria, Patria Dominicana, había soberanía, había nacionalidad, nacionalidad dominicana.

El General Juan Pablo Duarte encabezó el primer Golpe de Estado en la recién nacida República Dominicana en fecha 9 de junio de 1844. Luego del Golpe de Estado, el General Francisco Sánchez tomó la presidencia y despachó a Duarte para Santiago y el Cibao a resolver unos problemas de carácter institucional entre los soldados y el General José María Imbert.

Llegado Duarte a Santiago no atendió a la encomienda para la cual había sido designado.

Sí participó en actos proselitistas a su favor para la presidencia, dirigidos por el General Ramón Mella, tanto en Santiago como en Puerto Plata.

Mella le escribe al General Sánchez, a la sazón Presidente de la Junta Central Gubernativa, «me mandaste mi deseado, te lo devolveré presidente».

Ya estaba montado el segundo Golpe de Estado en tan corto plazo, ahora a su propia Junta Central Gubernativa presidida por Sánchez. El 4 de julio de 1844  fue el primer mitin en Santiago, pero vino el cambio de mando que trajo a la presidencia de la Junta Central Gubernativa al General Pedro Santana el 16 de julio de 1844, y esos escritos comprometedores probatorios de la conspiración fueron a las manos de Santana.

Mella había enviado unos comisionados que fueron apresados, vino a Santo Domingo a saber qué les pasó, y también fue apresado. En esas circunstancias el General Juan Pablo Duarte queda en el Cibao, sin guardias, sin pueblo, fue apresado y conducido a la Fortaleza San Felipe de Puerto Plata.

A la prisión fue el padre Manuel González Regalado y Muñoz, a quien el General DUARTE le rogó que lo confesara, porque creía que lo iban a fusilar.

¿Por qué DUARTE creía que era pasible de fusilamiento?

SANTANA a la fecha no se había estrenado como fusilador.

DUARTE y los golpistas fueron deportados.

Nuestros PADRES de la PATRIA son nuestros primeros golpistas.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver tambien

Close