jueves, 21 de junio del 2018 - Santo Domingo, República Dominicanan

Por Manuel Otilio Pérez P.

Tomás Bobadilla: El fundador del Estado dominicano

El 12 de febrero de 1855 España reconoció la Independencia de República Dominicana, que once años antes había sido proclamada por Tomás Bobadilla Briones de las dos formas posibles: primero, por escrito al concebir y redactar el Manifiesto del 16 de enero de 1844; y segundo, el 27 de febrero de 1844, de viva voz al pronunciar: Separación, Dios, Patria y Libertad.
 
El 28 de febrero de ese año, Bobadilla Briones logró dos capitulaciones: una, la de Monte Grande con Santiago Basora y sus amotinados, con la que no solamente sofocó ese motín, sino que le impidió a la Patria recién nacida la lucha en el frente interno cuando se esperaban las invasiones haitianas. Con los de Monte Grande constituyó el Batallón Africano, integrándos al combate por la Independencia.
 
La segunda capitulación fue la de Santo Domingo, al regresar de Monte Grande con el Gobernador haitiano, General Desgrotte.
 
Ambas sin derramamiento de sangre.
 
El 29 de febrero se marcharon Desgrotte y sus haitianos, como se había convenido el día anterior.
 
Es el prócer Tomás Bobadilla, en su calidad de Presidente de la Junta Central Gubernativa, es  quien negocia y pone fin la dominación haitiana.
 
Ahí nació el nuevo Estado en América llamado República Dominicana, surgió la nacionalidad dominicana.
 
Le quedó al Gobierno encabezado por Tomás Bobadilla Briones la responsabilidad de ordenar y organizar el nuevo Estado.
 
El surgimiento de una nueva nación y una nueva nacionalidad tienen dimensión continental. De esa extensión es la obra de Tomás Bobadilla Briones.

Comentarios