sábado, 20 de abril del 2019 - Santo Domingo, República Dominicanan

Noticia publiciada el: sábado, 13 de abril del 2019

Se trata de todo un arte que se puede perfeccionar

El día del beso: descubre ocho maneras que desatan la pasión entre los amantes

Por Estefanía Grijota
 
Madrid
, La Vanguardia.- Merece la pena echar un vistazo de vez en cuando a la Guía de besos del ‘Kamasutra’. Una guía muy completa sobre los distintos tipos de besos que pueden llegar a desatar nuestra pasión, esos besos con lengua que suponen el inicio de las caricias y del juego amoroso, o simplemente del acto sexual. Y hoy, 13 de abril, en el Día Internacional de Beso, destacamos ese acto tan maravilloso, universal y que se da todos los días, de diferentes maneras y en diferentes contextos. Hay besos apasionados, cariñosos, dulces, lascivos, fraternales... Se den como se den, el caso es que se den. Porque son un acto demostrativo de afecto, atracción, amor, ternura o pasión por nuestro semejante. Ya sea a nuestra pareja sentimental, a un familiar o a nuestro perro, los besos siempre nos acariciarán de alguna manera el alma.
 
Helen Fisher, experta mundial en la biología del amor, asegura que en los humanos el beso es fundamentalmente una cuestión química en la que la adrenalina es la hormona que juega el papel más excitante, porque aumenta nuestro ritmo cardíaco y puede provocar incluso que comencemos a sudar... También hace que nuestro cuerpo libere oxitocina o la llamada “hormona del amor”, que fomenta una sensación de cercanía y apego. Todo esto, solo por un beso, uno de los actos más maravillosos de demostración de amor que existen, y que no podemos dejar de dar, regalar y por qué no, hasta “robar”, siempre que exista la complicidad necesaria, y de manera inocente. Y también tienen sus misterios, como el de por qué cerramos los ojos al besar.
 
Os mostramos ocho tipos de besos que recoge el Kamasutra para que vayáis entrenando con aquel que más os convenga el día de hoy.
 
1. Beso “apretado”
 
Consiste en sujetar por parte de uno de los amantes el labio inferior del otro integrante de la pareja, a la que besará con los labios abiertos, y sin que los dientes se toquen. Se trata de un beso ya aceptado, es decir, la persona besada conoce estos besos de su compañero.
 
Para el psicólogo, sexólogo y terapeuta de pareja Raúl Padilla, el beso por definición es unidireccional, alguien besa y alguien es besado, pero cuando se produce en pareja se difuminan las fronteras, y el que da recibe, y el que recibe da, en un fluir continuo de energía. “Cuando no fluye, la energía se estanca y volvemos al beso prosaico por definición..; y el que da un día se cansará de dar; y el que recibe dejará de hacerlo por no dar”, asegura.
 
2. Beso “comedido”
 
Es quizás el más tímido, pero no por ello menos intenso. De hecho, por ser el primero es el que más emociones diversas nos puede provocar, denominado así por el kamasutra porque lo relaciona como los que se dan en los cuentos de princesas. Se da con los labios completamente quietos, ya que aún existe un poco de vergüenza. Sin embargo, será este beso el que selle o no un posible romance o relación amorosa. Padilla aclara que un beso sella el inicio de prácticamente la totalidad de las relaciones amorosas.
 
“Sin duda, ayuda a que el enamoramiento se establezca, un enamoramiento visceral y que revoluciona la razón; pero cuando las hormonas vuelven a su nivel es necesario algo más que la compatibilidad biológica y la destreza en avivar labios y lengua en busca de nuevas aventuras para un enamoramiento completo”, afirma. Tal y como expone una investigación científica publicada en ScienceDaily , la información transmitida por un beso puede tener profundas consecuencias para las relaciones románticas, e incluso puede ser un factor importante para terminar con una.
 
3. Beso “palpitante”
 
Se trata de una pequeña variante del beso comedido. En este caso si las dos partes están a gusto para continuar, el beso se tornará tembloroso porque se hará vibrar el labio inferior, parecido al beso tímido. El kamasutra lo describe “como si fuera la primera vez que besas a alguien” (aunque no lo sea).
 
Para el sexólogo Raúl Padilla, el beso es una primera prueba de que nuestros antígenos son compatibles. “El flujo que se destila del beso, esa mezcla de pasiones, nos da una primera aproximación a la compatibilidad y viabilidad de una posible descendencia común. Por otro lado, la habilidad, la pasión, la fuerza, la agilidad o el juego que puede transmitir un beso abre los sentidos y las expectativas del amante sobre lo que podrá encontrarse más allá, cuando vayan más allá de los labios, que no es poco”, argumenta.
 
4. Beso “que toca”
 
Es una transformación del beso palpitante hacia lo que comúnmente denominamos primer “beso con lengua”. Es un acercamiento más intenso dado que uno de los amantes cerrará sus ojos y tapará con sus manos los de su compañero, para en seguida acercar sus labios y tocar los de su amante con la punta de su lengua. Padilla explica que el beso dispara nuestros sentidos y nuestras pasiones fundamentalmente porque más de la mitad de nuestro mapa cerebral de las sensaciones se corresponde a la boca y la lengua.
 
“Somos tan sensibles en la boca y la lengua porque, evolutivamente, nuestro cerebro debe discriminar muy bien entre lo que es apto o no para ser comido, y sobre todo lo que debe ser evitado. Es en esta sensibilidad tan fina en la que el beso incide para completar su embrujo”, declara.
 
5. Beso “copa”
 
Es el que más se parece al popular “morreo”. Se da entre parejas que ya se conocen y tienen una cierta confianza, por lo que el kamasutra lo denomina “disputa de lengua”. En él, los labios se entrelazan, las cabezas se ladean y las lenguas juegan tocando los dientes, un poco alrededor de la comisura de los labios e incluso, los paladares.
 
6. Beso “del labio superior”
 
Este beso es el más fácil cuando la pareja de amantes ya se ha dado unos cuantos besos antes. Se trata de besar apretando o presionando el labio superior del compañero.
 
7. Beso “transferido”
 
Este beso es más una “declaración de intenciones”, que darlo propiamente en los labios. En épocas antiguas, este beso era una manera de cortejar o invitar a una persona “normalmente a una dama” a tener intenciones de algo más. El beso se produce en presencia de otros y se da en los dedos de las manos, con la mirada fija y directa a los ojos de la persona.
 
8. Beso “de cortejo”
 
Este tipo consiste en pequeños y cortos besitos que alguien da a la otra persona de manera “accidental”, ya sea en la mejilla, el cuello o los labios. Una especie de tonteo en el que, si la otra persona está conforme, puede desembocar en otros besos ya más profundos.

Comentarios

Otras noticias

Someterán a RD ante la ONU por desalojos “arbitrarios e ilegales”

photo

Estimó en más de 1,000 la cantidad de niños cuyos padres y padres deambulan porque las viviendas donde residían fueron derribadas en los desalojos

EE.UU. apresa por narcotráfico a candidato presidencial guatemalteco

photo

Estrada ofreció presuntamente nombrar a miembros del cartel mexicano en posiciones de alto nivel en el Gobierno de Guatemala

Reviven el cerebro de un animal muerto por primera vez

photo

Desarrollaron un sistema, denominado Brainex, por medio del cual se pueden restaurar algunas funciones de un cerebro separado del cuerpo

Luis Carvajal: Ángel Estévez es “campeón de campeones” en medioambiente

photo

El ministro de Medio Ambiente se expresó con abundante contrariedad respecto a la siembra de aguacate en las áreas protegidas

EE.UU. anuncia que echará a Venezuela de la ONU

photo

Pence también lanzó amenazas contra naciones como China, Rusia, Cuba e Irán y se refirió a que continuarán sanciones a los barcos que transporten crudo venezolano a la isla caribeña

Fallece Alan García, ex presidente peruano, luego de dispararse a la cabeza por caso Odebrecht

photo

Médicos informaron que García al momento de la intervención quirúrgica sufrió tres paros respiratorios