Actualidad

Productores agrícolas urgen la intervención de Abinader ante atropellos del CAC

Candelario ha orientado a un coronel del Ejército de República Dominicana, que no identificó, para apresar parceleros que se oponen a la destrucción de sus plantaciones

Faustino Reyes Díaz.
Neyba. Parceleros de la zona productiva de El Aguacatico, en la provincia Bahoruco, se quejaron ante la Procuraduría Fiscal de Neyba debido a la violencia que, a su juicio, ejerce contra ellos el Consorcio Azucarero Central (CAC), arrendatario del Ingenio Barahona.
Indicaron que la empresa de capital guatemalteco destruye sus plantaciones acompañados de militares bajo presiones y amenazas.
El presidente de la Federación de Productores y Asociaciones Campesinas del Sur (FEPROASUR), Enrique González, llamó al presidente Luis Abinader a que intervenga en el conflicto que, a su juicio, ha generado el CAC “y el Instituto Agrario Dominicano, a través de su gerente regional, Miguel Ángel Cruz Reyes, el cual negó la versión en su contra.
El funcionario, ha acompañado al titular del IAD, Danilo del Rosario, en las reuniones donde ha manifestado el respeto a los parceleros y, por instrucciones del Jefe de Estado, ha dispuesto el saneamiento de los proyectos para la entrega de títulos definitivos.
El presidente de la Asociación de Parceleros El Aguacatico, Pedro Pascual García Méndez, dijo en la Fiscalía que “venimos aquí donde el fiscal a ponerle la querella porque no queremos que un agricultor de esos aparezca muerto con una pistola encima como acostumbran hacer la Policía y la guardia en este país, diciendo que hubo un intercambio a tiros”.
Dijo que una persona a quien identificó como el Ingeniero Candelario ha orientado a un coronel del Ejército de República Dominicana, que no identificó, para apresar parceleros que se oponen a la destrucción de sus plantaciones.
“Entonces, yo le pregunto a Candelario: ¿son tuyas o de nosotros esas tierras? Esas tierras son de nosotros, que tenemos en ellas entre 70 y 80 años sin interrupción”, indicó García Méndez.
Los parceleros se presentaron a la Procuraduría Fiscal de Bahoruco, con sus títulos, acompañados del concejal Guillermo Mateo y el abogado Obispo Foguereo, el cual denunció, además, que el CAC viola el Código Laboral con los salarios que paga a sus empleados.
Figuereo reiteró el pedido de un movimiento que busca la disolución del contrato de arrendamiento de los terrenos del Consejo Estatal del Azúcar (CEA) para que sean administrados por una cooperativa de toda la región Enriquillo.
El CAC ha intensificado su propósito de utilizar los terrenos del Estado donde miles de agricultores producen alimentos desde antes del arrendamiento, bajo el argumento de que fueron arrendados.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *