Opiniones

La batalla de Santiago

Por Manuel Otilio Pérez Pérez

El 30 de marzo de 1844 ocurrió la Batalla de Santiago.

El presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, Historiador Juan Daniel Balcácer, en su exposición alusiva a la fecha en Santiago, dijo que: «la real noticia para el triunfo del Ejército dominicano en la batalla de Santiago fue la impresión en una hoja por la Junta Central Gubernativa, de la información de que el Presidente haitiano Charles Herard había fallecido, provocando esto que el General Pierrot, que tenía aspiraciones políticas, decidiera abandonar el territorio dominicano».

Esa Junta Central Gubernativa estaba presidida por Bobadilla Briones quien fue el autor de esa información en una hoja con membrete.

Orlando Inoa, en su Historia Dominicana, 2013, pp 322-323 dice que «Una comisión de oficiales dominicanos fue a parlamentar con Pierrot mostrándole una hoja impresa en Santo Domingo dando cuenta de la muerte del Presidente haitiano Rivière. Pierrot entró en pavor y al otro día se retiró de manera desorganizada dejando abandonado en el campo de batalla sus calderos, tambores y una infinidad de otros objetos, víveres y muchas bajas…».

Señala que «Alejandro Eugenio Curiel, presente en la batalla del 30 de marzo en Santiago, testimonió e 1881, que Mella fracasó en su intento de organizar la resistencia que debía presentarse a los haitianos. Dice además Curiel que tanto Mella como Felipe Vásquez, abandonaron la plaza días antes de la llegada de los haitianos. Que al quedar Santiago en un laberinto sin jefe, sin orden, sin disciplina, se decidió mandar a buscar a José María Imbert a Moca para que se hiciera cargo de la defensa de la ciudad y el 27 de marzo de 1844, tomó posesión de General Comandante provisionalmente del Distrito y de las operaciones de Santiago.

El paradero de Mella desde el día 21 de marzo es desconocido.

Mella había abandonado la plaza rumbo a San José de las Matas en busca de combatientes que nunca llegaron. Se sabe que las autoridades civiles y militares de San José de las Matas mantuvieron estrecha correspondencia con sus jefes de Santiago por lo menos hasta el día antes de la batalla del 30 de marzo y en ninguna de ellas se menciona que Mella visitó o planeaba visitar ese poblado».

Frank Moya Pons, en su Manual de Historia Dominicana, 4a.edición, 1978, dice en relación al desenlace de la batalla de Santiago el 30 de marzo de 1844, lo siguiente: «Al final de la jornada, el comandante haitiano, el General Pierrot, pidió una tregua para que les permitieran recoger del campo sus muertos y heridos y tratar de llegar a un entendido con los jefes militares dominicanos. Una comisión de oficiales dominicanos bajó a conversar con el General Pierrot llevando consigo una hoja impresa que había sido preparada en Santo Domingo y había llegado a Santiago hacía pocos días en la cual se decía que el Presidente Herard había muerto en combate el día 19 de marzo en Azua. Esa hoja fue mostrada al General Pierrot, quien, frente a la gravedad de la noticia, se llenó de temor y pensando en los problemas de la sucesión presidencial en Haití, decidió esa misma noche levantar el campo y retirarse al otro día con sus tropas a su país…».

Esa hoja impresa en Santo Domingo y llevada a Santiago contenía lo que hoy se llama «la Contra información de la guerra».

Esa batalla la pelearon los descendientes de franceses Imbert, Michel y Pelletier, bajo las órdenes de la Junta Central Gubernativa presidida por Tomás Bobadilla.

Esa batalla del 30 de marzo de 1844, la decidió Tomás Bobadilla Briones con esa hoja impresa.

(Ver O. Inoa, 2013, pp 322-323, y Moya Pons, 1978, pág 284).

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *