Cultura

¿Por qué tomar café en ayunas es malo para la salud?

El problema es que al tomarlo, incluso el descafeinado, con el estómago vacío, y debido a la sustancia que le da su sabor amargo, se dispara la producción de ácidos

Por Aurora Segura Celma

Ciudad México, La Vanguardia.- Es bien sabido que la cafeína es un estimulante y ayuda a despertarse.

Para muchos, tomarse un café matinal es, pues, una auténtica necesidad y la única forma de estar bien despejados y preparados para la actividad cotidiana.

El problema es que al tomarlo, incluso el descafeinado, con el estómago vacío, y debido a la sustancia que le da su sabor amargo, se dispara la producción de ácidos, lo que puede provocar molestias leves a corto plazo, pero más graves con el paso del tiempo.

Tomar café habitualmente

Altera la química del cerebro y poco a poco va necesitando mayor cantidad para obtener los mismos efectos

No es el único inconveniente de tomar el café nada más levantarse. Es sabido que la cafeína es un estimulante que ayuda a mantenerse despejados y enérgicos. Pero esa función la realiza también de forma natural nuestro cuerpo con la producción de una hormona llamada cortisol, que se conoce también como la del estrés y tiene el objetivo de mantenernos alerta y regular la energía, entre otras funciones.

Es decir que si tomamos un estimulante como la cafeína, en nuestro organismo, llueve sobre mojado, y eso puede tener consecuencias no deseables.

Al notar que hay un exceso de estímulo, la glándula suprarrenal, responsable de la fabricación del cortisol, la reducirá porque no lo considerará necesario. Esta hormona, como se ve, es indispensable para el buen funcionamiento del organismo, pero si se produce constantemente, a la larga se verá afectado el funcionamiento de la glándula suprarrenal.

Los alimentos sólidos harán de “cojín” como se dice vulgarmente, para evitar el exceso de producción de ácidos, que causan ardores y dificultades para digerir

Sucede cuando estamos muy estresados o no paramos de estimularnos con café, por otro lado, adictivo. Es así porque tomar café habitualmente altera la química del cerebro y poco a poco va necesitando mayor cantidad para obtener los mismos efectos.

Poner en hora el reloj interno

Con sus consecuentes efectos poco deseables, incluso contraproducentes, hasta el punto de que tomando más café de la cuenta y a deshora se puede acabar cansado, sin energía y con sueño durante toda la jornada.

Según algunos estudios, el exceso de cortisol afecta más a las mujeres, que pueden sufrir irregularidades en la ovulación, aumento de peso y desequilibrio hormonal.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *