ActualidadMundo

Anuncian para hoy una “megaprotesta” en Haití  

Las acciones que llevan ya cuatro semanas procuran la dimisión del presidente Jovenel Moise

Por Agencias

Puerto Príncipe.- Los sectores de oposición anunciaron para este viernes una “megaprotesta” en las calles de la capital, Puerto Príncipe, como parte de la continuación de manifestaciones dirigidas a alcanzar la dimisión del presidente Jovenel Moise y “cambiar el sistema”.

Como consecuencia de las protestas el deterioro de la economía ha alcanzado niveles de “catástrofe”, según admitió el nombrado ministro interino de Hacienda, Jouthe Joseph.

En el último mes se radicalizaron las protestas antigubernamentales, que piden la renuncia inmediata del presidente Moïse, salpicado además en un supuesto caso de malversación de fondos públicos, según un informe del Tribunal Superior de Cuentas.

Los promotores de la denominada «megaprotesta» se proponen llegar hasta la residencia del presidente Jovenel Moise

Pese a la compleja situación financiera, y el impacto de las protestas en sectores como la agricultura, educación, comercio y otros, el presidente Moïse, sugirió recientemente que no renunciará.

‘La batalla que estamos librando no tiene como objetivo llevarse a alguien y meternos nosotros. Si seguimos esta lógica, la gente nunca dejará de sufrir. Es más bien una batalla por la clase desfavorecida, la gente que vive en lugares remotos y por los olvidados. Esta batalla no será en vano. Es una batalla para cambiar el sistema’, dijo el senador opositor Antonio Cheramy.

El político y académico Jean Léon Ambroise declaró que si los sectores opositores y los manifestantes que toman las calles logran que el presidente Jovenel Moïse se retire de su cargo, los cambios deben beneficiar a la población mayoritaria, señaló a una radioemisora local.

El también académico y activista político Camille Chalmers dijo a Prensa Latina que la transición debe velar porque no se repita el sistema de exclusión, corrupción y sumisión a grandes potencias, que ha caracterizado a los gobiernos nacionales tras la caída de la dictadura de François y Jean Claude Duvalier (1986).

Diversos partidos y organizaciones de la oposición que promueven la ‘megaprotesta’ de este viernes se dirigirá a las puertas de la residencia presidencial, para exigir la dimisión del mandatario.

Una economía “catastrófica”

El gobierno haitiano calificó de ‘catastrófica’ la situación económica que atraviesa el país, y sugirió que estaba relacionado con los fuertes movimientos de protestas de los últimos meses.

El recién nombrado ministro interino de Hacienda, Jouthe Joseph, reconoció a radio Caraïbes, que la precariedad con la que viven muchos ciudadanos es moralmente inaceptable y es lo que los lleva a manifestarse en las calles.

Sin embargo, estimó que las legítimas movilizaciones, han llevado al país a un perjudicial estancamiento económico, con la parálisis de instituciones recaudadoras de ingresos como las adunas y la Dirección General del Impuestos, aunque subrayó que el Gobierno intenta superar esta situación precaria que debilita la vida en la sociedad.

Los manifestantes critican también el bajo desarrollo económico y social del país, así como el poco acceso a servicios universales como la salud y la educación, y el desempleo que alcanza al 70 por ciento de la población.

Varios actores económicos han mostrado su preocupación por la decadencia de las finanzas, que alcanzó cifras récords negativas en el pasado año fiscal, consideran expertos.

El economista Enomy Germain, aseguró que por primera vez en dos décadas la moneda nacional perdió el 30 por ciento de su valor en un año, al tiempo que cayó el poder adquisitivo de muchos ciudadanos.

También durante el ciclo 2018-2019 la inflación sobrepasó el 19 por ciento, un dato sin precedentes en el último decenio, y la mayoría de los productos básicos aumentaron su precio. Esto contribuyó al incremento del indicador, mientras en igual periodo de tiempo no se observó un alza en los salarios de los empleados.

Como si fuera poco, el 1 de octubre Haití abrió un nuevo año fiscal sin presupuesto nacional aprobado, por segunda vez consecutiva, por lo que operará con el de 2017-2018, que no se ajusta a las necesidades del país, aseveran analistas.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *