ActualidadCultura

El “fraimilenial” que enciende las redes sociales

Por Ramón Antonio Pérez

Caracas, (Aleteia).- Luis Antonio Salazar tiene prácticamente una “parroquia digital” con más de 100 mil “followers” a quienes prefiere llamar “amigos”; a muchos los atiende espiritualmente y ora por quienes se lo piden

No podemos evangelizar a través de los medios de comunicación social si no tenemos una espiritualidad muy bien definida; es decir, primero yo debo tener una espiritualidad luego llevar el mensaje de Jesucristo a los usuarios desde las redes sociales, porque estos espacios se han convertido en los nuevos púlpitos de la iglesia y desde allí se puede evangelizar.

El sacerdote vive en Venezuela, pero sus redes le permiten predicar a todo el mundo

Bajo este principio Fray Luis Antonio Salazar, ha desarrollado un intenso trabajo en las redes sociales siendo considerado uno de los influencers católicos más importantes en la actualidad.

Desde varios países de América Latina, Europa y Norteamérica le llegan peticiones para que subtitule sus mensajes en inglés, francés, portugués e incluso, alemán, lo cual ha sorprendido al párroco de Nuestra Señora de la Chiquinquirá de Caracas.

Las pautas de su trabajo fueron expuestas en la charla Espiritualidad en las Redes Sociales”, durante la tercera jornada del II Congreso Misionero Eudista que bajo el lema Sembradores de esperanza, se celebró en Caracas del 4 al 8 de agosto.

“¿Por qué las redes sociales son los nuevos púlpitos de la iglesia?”, preguntó iniciando la charla a la que asistió Aleteia.

“Porque si san Pablo, quien escribió las más de quince cartas que están recogidas en el Nuevo Testamento, hubiese conocido Instagram, Twitter, Facebook y Youtube, entre otras redes sociales, les aseguro que hubiese utilizado esos medios para llevar a Cristo a las iglesias”, respondió de manera categórica.

 “No son ‘followers’, son mis amigos”

Para Fray Luis Antonio la definición de influencer es sencilla. Ser influencer no significa tener muchos seguidores; sino ser capaz de llegar a otros con tu mensaje y credibilidad para dar respuestas y generar cambios. “Para mí, el mejor influencer se llama Jesucristo”, dijo.

Su cuenta principal es la de Instagram –flas7.0 https://www.instagram.com/flas7.0/– cuyo acróstico lo conforman las iniciales de su condición religiosa, nombres y apellido.

Desde que la creó “no ha dejado de crecer pero con objetivo y contenidos definidos”. Justamente, este 9 de agosto de 2019, el religioso alcanzó sus primeros cien mil “followers” a quienes opta por considerar sus “amigos”.

“Prefiero llamarlos amigos porque son más que una cifra digital. Son seres humanos concretos; y en muchos casos a varios de ellos los atiendo y oriento espiritualmente”, dijo en conversación con Aleteia. “Además, puedo orar por aquellos que me lo piden”.

“Cuando comencé a usar mis redes sociales con propósito, con objetivos y con una intención, no pensé que podía llegar a tener 100 mil compañeros de camino, 100 mil amigos que pudiésemos caminar hacia Dios juntos, 100.000 personas reales con historias que nos conectamos a través de una pantalla, 100K seres que me comprometen y me hacen tener una responsabilidad con cada uno de ellos”, escribió en su cuenta agradeciendo a sus seguidores por arribar a esta cifra nada despreciable.

Durante la charla, expuso que comenzó como cualquier usuario. A partir de mayo de 2018 uno de los jóvenes de su parroquia le dijo. “Fray Luis Antonio, tú que tienes tantos seguidores ¿por qué no hacemos algo con tus redes sociales?”.

Desde entonces comenzó este trabajo con el que no busca lucrarse ni ser famoso. “Cuento con el apoyo desinteresado de dos jóvenes, una community manager y un diseñador que filma y edita los videos”.

Tips para los influencers católicos

“¿Cómo puedo hacer para que mis redes sociales lleven el mensaje de Dios?”, reflexionaba Fray Luis Antonio Salazar durante la charla. Por ello la primera recomendación fue tener una espiritualidad definida.

“Esto significa estar identificado con el Espíritu Santo y dejarse mover por él. Que cuando se vaya a escribir o publicar fotografías o videos, esos contenidos deben estar iluminados por el Espíritu Santo, además de contar con una excelente calidad porque se trata de un trabajo para Dios”, indicó.

“Estamos obligados a realizar los mejores trabajos, de mayor calidad y contenido porque estamos trabajando para el Espíritu Santo. No debemos publicar trabajos mediocres”, acotó el religioso de 34 años de edad, ordenado sacerdote el 1 de marzo de 2014, por monseñor Ubaldo Santana, siendo el primer capuchino nacido en Maracaibo, estado Zulia.

Explicó que las temáticas con la que puede trabajar en las redes sociales es abundante, pero hay que usarlas con mucho cuidado, además de ser coherentes y mantenerse fieles a lo que dice y establece la Iglesia.

No se trata de publicar una cosa contraria a lo que enseña la iglesia, sea la vida personal u otros asuntos que desdigan del comportamiento.

Hace bien ser personas de oración y frecuentar los Sacramentos; leer y conocer la Santa Biblia; ser piadosas, es decir, practicar el bien a los demás, bendecir los alimentos y tener un santo para su devoción; rezar el Santo Rosario y ser devotos de la Virgen María; rezar la Coronilla de la Divina Misericordia; conocer y hacer buen uso de la simbología católica.

“Para mí el mensaje es claro: Jesús les dice a los apóstoles vayan por todo el mundo y anuncien el Evangelio; o remen mar adentro y echen las redes para pescar. De allí yo me agarro para decir que las nuevas redes con las que vamos a pescar en la actualidad son las llamadas redes sociales”, concluyó Fray Luis Antonio Salazar.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *