ActualidadNacionales

Danilo mueve fichas en Bahoruco

Diego Acosta a la Senaduría y Rafael Méndez a la Diputación

Santo Domingo.- El presidente Danilo Medina dispuso que Rafael Méndez, quien por más de un año hiciera hecho campaña política por la candidatura senatorial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en Bahoruco, al final se inscriba como aspirante a una Diputación.

Asimismo, Medina habría instruido que en el espacio al que aspiraba Méndez fuera inscrito Diego Acosta, quien había ocupado esa posición en el período 2006-2010.

Por tales razones, Acosta inscribió su candidatura en la Junta Electoral de Neiba, la común cabecera de Bahoruco.

Sin embargo, otro tanto hizo Menuel Paula, el actual senador e igualmente seguidor de las orientaciones que dentro del PLD encabeza el presidente Danilo Medina.

La inscripción de Paula contó con el apoyo del gobernador Rafael Méndez,  quien es presidente del partido morado en Tamayo, la plaza que generalmente define al ganador de la Senaduría por Bahoruco.

El diputado Méndez explica «Re

cibí una instrucción, fue una línea» dijo Méndez a sus seguidores en el municipio Los Ríos, de Bahoruco.

El actual diputado y aspirante a la repostulación, admitió que su decisión  “genera ruido, disgusto, asombro”, aunque la justificó con el argumento de  que “en situaciones como la actual coyuntura debemos verla como normal”.

A continuación, las declaraciones en las que Méndez revela que su actitud fue motivada por “disciplina” y en obediencia al “equipo” que dentro del PLD dirige el presidente Medina.

“La decisión de inscribir mi candidatura a diputado, después de un año de anunciar mis aspiraciones a Senador, pero sin entrar en campaña electoral, ha sido una determinación difícil porque genera ruido, disgusto, asombro, aunque en situaciones como la actual coyuntura debemos verla como normal, y que se toman pensando en  el bien colectivo y no por razones individuales.

A lo interno del PLD formo parte del equipo del presidente Danilo Medina, por lo que de manera disciplinada me debo a decisiones que se tomen en el mando mayor, y en lo que a mi corresponde, asumir en consecuencia y al riesgo que conlleve en mí accionar político. “Si no hay cabeza que ponga la casa en orden…no hay proyecto político que camine en firme”, afirmaba el intelectual francés André Maurois.

Ando con un proyecto de servicio, no con un proyecto personal, por lo que me siento muy orgulloso de haber podido demostrar esto en la práctica política, por lo que les invito a acompañarme en la inmensa tarea de continuar dando lo mejor de mí como servidor público, y que apostemos por crear espacios para la juventud, la niñez y la adolescencia, por una educación y una salud de calidad, en fin, con metas y objetivos claros de impulso al desarrollo provincial, y para que sigamos por lo mejor.

Soy un político de ideales, de sueños, signado con una reciedumbre moral a toda prueba. En mi ejercicio profesional como periodista y dirigente gremial, y en las posiciones públicas y privadas que he desempeñado, nunca he sido salpicado por un hecho del que mi familia, mi partido, mis compañeros-compañeras y mis comprovincianos tengan que bajar la cabeza”.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *